Tag Archives: Can

Harry Truman, Amadeo Marco y las dietas de Caja Navarra

225px-Harry-trumanSeguro que te preguntarás que tendrán que ver Marco, Truman y las dietas de la Can. Lo primero tranquilizarte por que ni Marco, ni Truman han cobrado de la CAN, pero estoy seguro de que el no cobrar no fue unicamente por causa del tiempo vivido,  sino por espiritu propio y valores éticos.

El otro día caia en mi bandeja de correo una historia del 43 presidente americano Harry Truman. Truman fue una clase diferente como Presidente. Probablemente tomó tantas o más decisiones en relación con la historia de USA como las que tomaron los 42 presidentes que le precedieron. Una medida de su grandeza puede que permanezca para siempre: se trata de lo que hizo después de dejar la Casa Blanca.

Después de la toma de posesión del Presidente Eisenhower, Truman y su esposa regresaron a su hogar en Missouri conduciendo su propio coche… sin ninguna compañía del Servicio Secreto.

La única propiedad que tenía cuando falleció era la casa en la cual vivía, que se hallaba en la localidad de Independence, Missouri. Su esposa la había heredado de sus padres y, aparte de los años que pasaron en la Casa Blanca , fue donde vivieron durante toda la vida. Cuando se retiró de la vida oficial en 1952, todos sus ingresos consistían en una pensión del Ejército de  $13,507 al año.  Al enterarse el Congreso de que se pagaba sus sellos de correo, le otorgó un complemento y, más tarde, una pensión retroactiva de  $25,000 por año.

Cuando le ofrecían puestos corporativos con grandes salarios, los rechazaba diciendo:  “Ustedes no me quieren a mí, lo que quieren es la figura del Presidente y esa no me pertenece. Le pertenece al pueblo norteamericano y no está en venta…”. Cuando el 6 de Mayo de 1971 el Congreso estaba preparándose para otorgarle la Medalla de Honor en su 87 cumpleaños, rehusó aceptarla, escribiéndoles: “No considero que haya hecho nada para merecer ese reconocimiento, ya venga del Congreso o de cualquier otro sitio.”

Pero no hace falta cruzar el charco para encontrarnos con ejemplos de politicos de entrega que durante su mandato no se lucraron aprovechandose del cargo que ostentaban, por que entendían que el cargo no era un merito, sino una encomienda que su pueblo les habia mandado.

Desde que empece a interesarme por nuestra política foral hace mas de 15 años, me ha admirado la huella de humildad, trabajo y honradez que el expresidente Amadeo Marco dejó tras de sí. La historia navarra guarda un sitio de respeto y admiración hacia Marco por su dedicación incansable, honradez y sobre todo amor por su tierra.

Según cuenta la historia Marco, al igual que Truman, una vez terminado su mandato se retiró a Navascues donde vivió humildemente. Las historias del Palacio de Navarra nos hablan de un Amadeo Marco, preocupado por no malgastar el presupuesto público en lujos, coches y protocolos para su cargo.

Creo que ejemplos como el Truman y Marco deben de estar presentes en nuestros dirigentes politicos como ejemplo de que en este mundo funcionan otras opciones ademas del pelotazo y las dietas.

Parece que algunos entienden su “mandato”, como una epoca en la que mandar y hacerse ricos, solo quiero recordar que en castellano el termino mandato es un contrato por el cual una persona (mandante) confía la gestión de uno o más negocios a otra (mandatario), que se hace cargo de ellos por cuenta y riesgo de la primera. No olvidemos que el mandante en democracia es el pueblo y que nuestros mandatarios están al servicio del pueblo y no al suyo propio.

 

 

Recomendar este articulo: